Etiquetas medioambientales DGT: cuáles son y qué significan

Las etiquetas medioambientales clasifican a los vehículos según su eficiencia energética están a punto de cambiar. Te explicamos en qué consisten y cómo funcionan estas etiquetas introducidas por la DGT.

La Dirección General de Tráfico puso en marcha en 2016 unas etiquetas medioambientales para clasificar a los vehículos en función de su eficiencia energética y catalogar los que fuesen más contaminantes. 

La  clasificación tiene el único fin de discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente. Por ello, los que no cumplen con esa eficiencia medioambiental tienen serias restricciones en cuanto a su circulación urbana. 

Las etiquetas medioambientales actuales

Las actuales etiquetas medioambientales son las siguientes: 

  • Etiqueta 0 emisiones (azul). Este distintivo es para aquellos vehículos más eficientes. Destinada a coches eléctricos de batería (BEV) , eléctricos de autonomía extendida (REEV), eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía de 40 km o vehículos de pila de combustible.
  • Etiqueta Eco (verde y azul). Los siguientes más eficientes obtienen esta etiqueta, en su mayoría vehículos híbridos, gas o ambos. Tendrán derecho a esta etiqueta eléctricos enchufables con autonomía inferior a 40 km, híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural y gas (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP). Deben cumplir con los criterios de la etiqueta C.
  • Etiqueta C (verde). Esta etiqueta va destinada a turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de septiembre de 2015. También para los vehículos pesados de más de 8 plazas tanto de gasolina como diésel, matriculados desde 2014.
  • Etiqueta B (amarilla). Vehículos de combustión interna que si bien no cumplen con las últimas especificaciones de las emisiones EURO, sí que lo hacen con anteriores. Tendrán derecho a esta etiqueta turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas desde el 1 de enero de 2001 y diésel a partir de 2006. 

¿Cómo conseguir el distintivo ambiental?

La adquisición y la compra de los distintivos ambientales puede realizarse a través de: oficinas de Correos, la red de talleres de la Confederación Española de talleres (CETRAA) y otras redes de talleres autorizados, Gestores Administrativos, el Instituto de Estudios de Automoción (IDEAUTO) y para el caso de flotas, puedes obtener los distintivos a través de la asociación Ganvam. La emisión de la etiqueta con el distintivo correspondiente tiene un coste de unos 5€. 

Estos distintivos, son válidos tanto para coches como para motos. Recordar que llevar estos distintivos no es obligatorio. Pero, por otro lado existen ordenanzas municipales que pueden regular, o en algunos casos llegar a limitar, la circulación de tu vehículo en función del distintivo que lleve.

En caso de circular por otros países te recomendamos que consultes las etiquetas medioambientales de esos países, ya que el distintivo ofrecido por la DGT solo el válido en España.

OTRAS NOTICIAS QUE PUEDEN INTERESARTE